Molde de calabacín


Ingredientes.

un kilo de calabacín.
2 cucharadas de aceite.
2 hojas de laurel.
2 cubitos de caldo de verduras.
2 cebollas picadas.
Agua, cantidad necesaria.
100 gramos de queso rallado, y extra para gratinar.
Paprika o colorante vegetal, al gusto.
Sal y pimienta negra recién molida, al gusto.
6 huevos.
Mantequilla, cantidad necesaria.
Harina, cantidad necesaria.
Salsa bechamel ( de sobre o casera ), cantidad necesaria.

Preparación.

1. Corte los calabacines, sin pelar, en rodajas anchas y retire las semíllas duras con un
    sacabocados, si las tuviera.
2. Corte las rodajas en gajos y póngalos en una sartén. Dórelos 2 minutos con aceite y añada el laurel.
    los cubitos de caldo desmenuzados y la cebolla picada. Cúbralo todo con agua, tape la sartén y deje hervir.
3. Cuando los calabacines estén tiernos y la cebolla cocida, escurra la verdura en un colador. Presione suavemente
    con la cuchara de madera para que suelten el exeso de agua y colóquelo en un tazón mediano.
4. Añada el queso rallado y la papikra. Mezcle bien y condimente con sal y pimienta negra recén molida, al gusto.
5. Una vez vatidos, vierta los huevos en el tazón y, con un batidor manual, mezcle bien. Ponga esta preparación
     en el molde previamente engrasado con mantequilla y espolvoreado con harina.
6. Ponga el molde en el horno caliente, a baño maría unos 45 minutos.
7. Cuando esté dorado y firme, retire la torta del horno y desmóldela sobre la bandeja de servir.
8. Déjelo reposar 10 minutos. Mientras, prepare la salsa bechamel. Rocíe el molde con la bechamel e espolvorée
    con queso rallado. Gratine en el horno y sirva.